Torre de Olavarría: Rebaño de Dios y Caballero de Primero

Después de escalar en HorcadosRojos “Déjame vivir + Directa Alba” nos desplazamos con la furgo hasta el Puerto de Pandetrave, para escalar en la zona de Liordes. Llevábamos en mente otro plan, pero las bajas temperaturas nos hicieron cambiar de idea, y buscar alguna actividad con orientación sur. Acabamos conociendo dos buenas y exigentes vías de la Torre de Olavarría: “Rebaño de Dios” y “Caballero de Primero” con la firma de Eduardo de Deus, Cholos y más compañeros.

La Torre de Olavarría (2.406 m.) es una cumbre secundaría de la Torre de Liordes (2.477 m.), en su escarpada vertiente sur discurren, al menos, 5 vías abiertas por Eduardo de Deus y Borja Araque, entre otros.


Roca de muy buena calidad, en un ambiente espectacular en pleno corazón del Macizo Central de Picos de Europa, rodeado de varias cumbres que superan los 2400 m. (Torre Salinas, Torre de Liordes, Lambrión, Palanca, Madejuno… etc..) y con la Vega de Liordes y sus verdes praderas a nuestros pies. Una zona poco frecuentada en la que escalaremos en total soledad.



 

COMO LLEGAR

Tenemos que dirigirnos al Puerto de Pandetrave, en el P.k. 10,5 de la LE-243, que une las localidades de Portilla de la Reina y Posada de Valdeón, en la provincia de León. 

Recientemente han habilitado la circulación con vehículos y un aparcamiento por la pista que va hacia el Collado de Valdeón, quitando cerca de 4 Km de una aburrida pista que antes había que hacer andando. El firme de la pista es bueno y apto para cualquier tipo de vehículo.

El amplio aparcamiento se sitúa a la altura del Collado de Remoña, con espectaculares vistas del Macizo Occidental y Central de los Picos de Europa, y algunas de sus más importantes cumbres, destacando Peña Santa de Castilla y La Torre del Friero. A partir de aquí la pista solo es transitable para vehículos autorizados.

https://goo.gl/maps/FVu8CHj9JGMxUnUW8

 

APROXIMACIÓN

Continuamos andando por la pista otros 1,4 Km hasta el Collado de Valdeón, donde la abandonamos en dirección norte por una senda para adentrarnos de pleno en el Macizo Central de los picos de Europa.

Tenemos que cruzar  el Cordal de las Peñas Cifuentes que desde el Collado de Valdeón parece infranqueable. Hay 2 posibilidades para llegar a la Vega de Liordes: por el conocido como Tiro  Pedavejo, por la canal con el mismo nombre, por una empinada canal con buena senda, siguiendo el PR-25, o como hicimos en esta ocasión por el Sedo de Pedavejo, el antiguo camino utilizado por los pastores, más cómodo, pero con una pequeña trepada que nos hace utilizar las manos (II+).

 

En la aproximación al pie de vía, no teníamos muy claro si había un acceso más cómodo o más marcado, y bajamos unos metros hacia la Vega de Liordes, para desviarnos a la izquierda por una amplia canal con monte bajo, por la que se progresaba cómodamente hacia el Hoyo de Liordes. Al poco el monte bajo desaparece y sobre un paisaje kárstico espectacular con varias simas que iremos evitando, andando sobre afilados y profundos canalizos, nos vamos acercando a la base de la pared buscando el mejor camino. Para llegar al pie de vía hay que  cruzar un pedrero y hacer una trepada fácil.

En el descenso conocimos un camino bastante cómodo pegados a la pared noreste de la Torre de Salinas, que desde el final del Tiro Pedavejo, antes de empezar a bajar hacia la Vega de Liordes, sale a la izquierda con bastantes hitos en el primer tramo. Por una senda poco marcada y que a la altura del espolón norte cruza un empinado pedrero de piedra fina, hasta la base de la pared de la Torre de Olavarria. Esta segunda opción es algo más cómoda al no perder casi nada de desnivel.

Las dos vías que escalamos se desarrollan en la parte este del muro, y discurren paralelas, finalizando en el mismo punto, que además es la línea de rapel de todas las vías de la pared. Por lo que su combinación es muy recomendable para aprovechar una buena jornada de escalada.


 

TORRE DE OLAVARRIA – REBAÑO DE DIOS. 160 m.  6a+ (V+ obl)  

Abierta por Javier Sáenz, Ángel Bengoechea, Eduardo de Deus y Miguel Rodriguez en el año 2000.

Unos 160 metros repartidos en 4 largos, con un grado máximo de 6a+, en un tercer largo de diedro bastante exigente en su grado.


La vía recorre un marcado diedro, combinando la escalada en diedro y fisuras, donde empotraremos las manos en varias ocasiones, y donde los guantes de fisura nos vinieron muy bien.

La vía está prácticamente limpia, un clavo en el L2 y un puente de roca en muy mal estado, que nos sirve más para elegir bien el camino a seguir. Se protege bien con nuestros medios, aunque algún matojo en las finas fisuras del L3 nos lo dificultará. Las reuniones equipadas con spits y clavos. No es rapelable, por lo que habrá que subir zapatillas para el descenso.

 

MATERIAL

Doble cuerda de 60 m.

12 cintas (varias largas)

Juego de Friends hasta el 4#, repetimos tallas medias/pequeñas.

Semáforo de alliens

Juego de fisureros

  

L1, V+, Comienza por una fisura fácil y un tramo repisado, pero enseguida la vía nos pone en alerta, ya que un primer pequeño diedro más fino y un pequeño techo/fisura ancha, nos advierte de que el grado va a ser apretón y que hay que escalar.


Para llegar a la R superaremos una fisura con una placa de adherencia tumbada con un tacto perfecto. La R son 2 spits.

L2, 6a, Este largo es cortito, pero intenso. Hay que superar el techo fisurado con tendencia a la izquierda. Protegido con un clavo, el techo es aéreo y apretón. Superado, en una repisa superior,r esta la R, de un spit y un clavo.

L3, 6a+, Largo de diedro, con una fisura fina cegada a veces por la vegetación, bastante exigente. Pasos incomodos con pies no muy buenos y que te hace retorcerte en el diedro para buscar la posición. Superamos un techito con fisura, empotrando puños, y por una fisura más ancha, empotrando también, llegamos a la R.


L4, V+, Excepcional largo de diedro y una fisura perfecta. Un primer tramo de diedro/chimenea que acaba en una fisura ancha perfecta, que escalamos empotrando puños. Al finalizar la fisura salimos hacia la derecha por una ancha repisa inclinada. No escalamos hacia arriba, sino que atravesamos la repisa hacia la derecha hasta que vemos la R de dos clavos en la otra vertiente de la pared.




DESCENSO

Desde los clavos de la última reunión, unidos por un cordino (prever reponer), con una anilla, rapelaremos unos 50 m. hasta una repisa herbosa. Desde aquí nos asomamos al filo andando poco más de 10 metros, y por un terreno no muy evidente al principio, pegados a la pared, destrepamos hasta el pie de vía. Destrepes fáciles, pero sin despistarse. Según bajamos pasamos por el pie de vía de “Caballero de Primero”, una vira diagonal.


Si no vamos a escalar más, retornamos por el mismo camino de la aproximación.

 

TORRE DE OLAVARRIA – CABALLERO DE PRIMERO. 100 m.  6b+ (6b obl)

Abierta por Eduardo de Deus David Caballero y Rodrigo Caballero en el año 2001.

Unos 100 metros repartidos en 3 largos, con un grado máximo de 6b+, muy obligada y exigente, con pasos difíciles y duros en autoprotección, tanto en el L2 como en el L3.


La vía recorre una línea de fisuras que escalaremos, en bavaresas, empotramientos y fisuras chochonas ciegas que nos harán exprimir a fondo.

La vía está prácticamente limpia, 2 clavos en el L3 y un par de puentes de roca. Se protege bien con nuestros medios, aunque algún matojo en las fisuras ciegas del L3 nos lo dificultará. Las reuniones equipadas con parabolts y clavos. No es rapelable, por lo que habrá que subir zapatillas para el descenso.

 

MATERIAL

Doble cuerda de 60 m.


12 cintas (varias largas)

Juego de Friends hasta el 4#, repetimos tallas medias/pequeñas.

Semáforo de alliens

Juego de fisureros

  

L1, IV+, Comienza por una fisura fácil vira diagonal, con un corto paso de placa para llegar a unas fisuras, protegido con un puente de roca.


Remontaremos por una zona de fisuras fáciles y de fácil protección, con algún tramo de roca algo dudoso. Hasta que llegamos a la R con un parabolt y un clavo muy alejados entre si.


L2, 6a+, Largo exigente y mantenido en la dificultad. Completamente limpio, y superando fisuras en bavaresa. La primera fisura muy vertical, apretando.

 


La segunda parte de largo siguiendo una fisura algo mas tumbada en una bavaresa incomoda con pies en la placa, y un ultimo paso vertical para llegar a la R, con canto, pero apretón.

L3, 6b+, Largo muy exigente, sobretodo en sus primeros metros, con unos pasos , primero de muro de presa pequeña, para llegar a un clavo y seguido de una fisura ciega incómoda y difícil de escalar.

La fisura tiende hacia la derecha y se abre otra a nuestra izquierda, ciega y roma también. Y aunque pudiera parecer que hay que salir hacia la derecha, no, una vez incorporado un poco hay que irse a la izquierda hacia un cuerno/canalizo que vemos, y que es la salvación. Poco después veremos un clavo, y volvemos hacia la derecha por una fisura algo mas cómoda, pero que no nos deja relajar.

El resto del largo aunque más fácil, tampoco nos permite relajarnos, un paso tonto sobre una fisura ancha, y ya cerca de la R pasamos por un pequeño cordino, para llegar a la R de 2 clavos (línea de rapel)

 

DESCENSO

Desde los clavos de la última reunión, unidos por un cordino (prever reponer), con una anilla, rapelaremos unos 50 m. hasta una repisa herbosa. Desde aquí nos asomamos al filo andando poco más de 10 metros, y por un terreno no muy evidente al principio, pegados a la pared, destrepamos hasta el pie de vía. Destrepes fáciles, pero sin despistarse. Según bajamos pasamos por el pie de vía, recogemos las mochilas y seguimos destrepando para retornar por el camino de la aproximación.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario