Peñas del Mediodia: Hielo Verde

Las Peñas del Mediodía son una franja de roca caliza que se desarrolla de oeste a este entre los Valles de Valporquero y el del Curueño. No confundirla con el Pico del Mediodía del Macizo del Mampodre.
En ellas se abrieron en los años 90 más de 10 corredores, de nieve/hielo y mixto, que en función de las condiciones van desde los 45º a los 80 º y mixtos de hasta M3. Las líneas tienen entre los 200 y 330 metros.
Su cima principal es el Cueto Calvo (1.921 m.), aunque ninguno de estos corredores te lleva a su cima, estando un poco retrasado sobre la franja más vertical.



Debido a su altitud media de 1700 m., no es fácil encontrarlos en condiciones, y no todos los años se forman.

El valle de Valverdín, donde se encuentran las Peñas del Mediodía, es más conocido por los escaladores en roca, ya que es donde se encuentra la conocida zona de escalada de Valverdín-Pedrosa.
Conozco la zona desde que empecé a escalar, cuando íbamos habitualmente al Albergue de Sierro Negro, gestionado entonces por unos buenos amigos, Rober y Beni, y que actualmente se encuentra cerrado.
Allí les había oído hablar de los diferentes corredores que allí se formaban, cuando aún no practicaba Alpinismo y todo me sonaba a chino.
Hace unos días vi en el Facebook de Miche Garcia, que había realizado una actividad con clientes allí el finde anterior. Y gracias a eso, me refresco la idea de ir por allí, ya que tenía muchas ganas de conocer alguno de esos corredores, que me siempre había oído que eran divertidos. Unos mensajes con Miche y una llamada a Rober para confirmar que había buenas condiciones y para allá fuimos Kike y yo.


No llevábamos un vía elegida, sino que en función de lo que viéramos elegiríamos. Nos decantamos por las vías la parte de la derecha, y como primera opción llevábamos “Mequetrefes al ataque”, en principio el más difícil. Pero es la única línea que no es visible hasta que no estas encima, ya que es el más encajado, y cuando llegamos a su base, vimos que el primer largo era completo sobre roca, por lo que optamos por hacer cualquiera de los 2 que hay más a la derecha “La estaca” y “Hielo Verde”, de una dificultad similar.

Entrada a "Mequetrefes al ataque"
Optamos por “Hielo Verde”, ya que sobre el croquis parecía el más mantenido, con una pendiente mantenida de 45-50º y varios resaltes de 65º o más.
Con “Hielo Verde”, hicimos una actividad muy divertida, con mucho ambiente, buenas condiciones y rápida, sobre todo por el rápido descenso que hicimos y que más adelante comentaré. En poco mas de 7 horas, hicimos el viaje desde Benavente, la actividad y la vuelta, estando a la hora de comer de nuevo en casa.
La localidad mas cercana y donde estacionaremos es Genicera.

COMO LLEGAR
Para llegar a Genicera tenemos 2 opciones, por el Valle de Vegacervera o por el del Curueño, siendo prácticamente la misma distancia por ambos:


Por Vegacervera:
Desde León por la LE-311 hasta la localidad de Robles de la Valcueva, pasamos una rotonda y continuamos recto, pasamos Matallana de Torío y Vegacervera. Pasamos las Hoces de Vegacervera y llegamos a la localidad de Felmín, seguimos hasta la siguiente localidad, Getino, y continuamos hasta el cruce para Valverdin a la derecha (LE-313). Continuamos por esta carretera, psando las localidades de Valverdin, Pedrosa, Lavandera y Genicera.
Por el Curueño:
Desde el Puente de Villarente por la CL-624 hasta Boñar y por la CL-626 hasta la localidad de La Vecilla, y desde aquí dirigirnos al norte por la LE-321 siguiendo el valle del Curueño. Pasamos Valdepielago y Noceda de Curueño y también parte de las Hoces del Curueño, hasta un cruce en mitad  de las hoces donde nos desviamos a la izquierda en dirección a Valdeteja por la LE-313. Pasamos esta primera localidad, Valverde de Curueño y la Collada de valdeteja e iniciamos el descenso hacia la localidad de Genicera.

Estacionamos junto a la carretera, en un amplia raqueta que da acceso a las calles del pueblo.



APROXIMACIÓN
Desde Genicera se ven perfectamente la mayor parte de las líneas, por lo que es fácil orientarse.


La aproximación no tiene un camino o senda marcada, pero el camino  a seguir es evidente, subiendo entre prados y montebajo, buscando el camino más sencillo, menos cerrado y en nuestro caso, buscando la nieve más baja, para progresar más fácilmente sobre ella.


Desde el aparcamiento seguimos unos metros por la carretera hasta un camino previo a una nave ganadera. Nos metemos por este camino que cruza el rio, unos metros más arriba hay un pequeño puente de hormigón, por el que cruzaremos el Arroyo Valverdín. 


Seguimos por el camino anterior que se va perdiendo, convirtiéndose en senda cubriéndose de gua, siendo más pequeños arroyos que caminos.
Abandonamos estos vallecillos, para salir a los prados, por lo que se progresa mucho mejor y desde aquí por lo más abierto hasta llegar a la base de los corredores.



HIELO VERDE. 200 m. 65º - M3(V+)
Nosotros lo encontramos en unas muy buenas condiciones de nieve, tapado por completo y salvo algún tramo con nieve venteada, de una pequeña nevada del día anterior, en general nieve dura, muy buena.
Con estas condiciones no nos fue necesaria la utilización de cuerdas, lo que hizo que tuviéramos un gran ambiente durante toda la vía, ya que la pendiente en los resaltes es importante y el patio en la parte alta no te permite errores.



El corredor comienza con una pala de nieve mantenida en los 45-50º hasta el primer resalte, donde se incrementa a los 65º.
Si te encuerdasla vía permite proteger bien en la roca que tenemos a ambos lados, roca compacta pero con buenas fisuras donde emplazar friends medianos.


 

Antes del segundo resalte hay un nicho a la derecha, un sitio perfecto para emplazar una R y tras superarlo también nos encontramos con un bloque de roca donde puede montar una buena R.
Desde el bloque hacemos travesía a la izquierda, para salir de la canal y empezar una larga travesía sobre el embudo de “la estaca”.





La última parte de la vía es la más comprometida, porque si te la encuentras con poca nieve, debe de ser roca compacta difícil de proteger (M3/V+).

Nosotros la encontramos en perfectas condiciones, nieve dura  y bien tapado, aunque en algún tramo afloraba la roca y al golpear la tenías cerca.
Ambientazo en la diagonal hacia la izquierda con mucho patio a nuestros pies y pendiente mantenida de 55-60º y quizás más en la parte alta.


  
Al salir a esta antecima, subidón!! “buah!! Que caña ehhh!!” abrazo de rigor, unas fotos y para abajo.






DESCENSO
Para el descenso habíamos leído que había que ir por Sancenas para llegar a la Collada de Valdeteja y bajar al pueblo por carretera o por un camino paralelo, “pero peazo de vuelta que tenemos que dar!!”.

Durante la subida nos habíamos fijado en un circo, más a la derecha, que estaba tapado por la nieve y no parecían pendientes muy pronunciadas.

“Y si nos asomamos a ver…?” “Si se puede bajar por ahí llegaríamos echando ostias al pide vía y bajaríamos por el mismo camino de la aproximación”.

Así que bajamos por una canaleta de roca y nieve espolvoreada y hacemos un travesía hacia la derecha. Nos asomamos al circo y no parece complicado, aunque todavía no vemos la pala entera.
Bajamos otros pocos metros y vemos que es muy fácil, una pala de nieve sin peligro alguno, nieve buena y con la pendiente que te permite bajar de frente. En menos de 15  minutos estamos en la base de los corredores y en poco mas de 45 min en el coche.




Con este descenso se acorta la actividad mucho, y te permitiría incluso hacer más de un corredor en el día.

Podéis encontrar más información sobre este y el resto de vías en el libro CORDILLERA CANTABRICA. ESCALADAS SELECTAS EN HIELO Y NIEVE de Miguel Ángel Adrados.






No hay comentarios:

Publicar un comentario