Hoces de Vegacervera: La Mandrágora

Esta entrada se me había quedado en el tintero y era de las que no quería dejar sin hacer, ya que me pareció una muy buena vía, y de la que no encuentras mucha información.

La conocí por casualidad un día que estábamos escalando en las Hoces y me encontré un croquis de la vía caído en la carretera, pero no sé lo que hice con el, que lo perdí.

Y otro día, buscando una vía para hacer en las tardes libres de verano, me acordé de ella. Busque algo por internet, pero no encontré nada. Pero había leído algo en el blog de Álvaro Ramos, de que la vía era de Miche y Apala, así que les pregunté por el Facebook si me podian dar algo de info dela vía. Nos contaron un poco del grado y que tenía varios parabolts, que parte era de adherencia y algún canalizo… y nos animamos a meternos. 

Esta vez fui con Miguel Ferreras y aunque en el primer largo nos equivocamos, abriendo otra variante, me gustó mucho. Ahora tengo ganas de volver a repetirla para hacerla por su sitio.


La vía está en el sector “Pared de El Druida” que se encuentra en la parte sur del desfiladero, según subimos desde Vegacervera, a la entrada de las hoces a mano izquierda. Después de los sectores Pared de Moda y Tubo del Guardia y Calorros.

Es recomendable aparcar al lado del Bar La Roca (en ruinas), en el centro de las Hoces. También hay un pequeño aparcamiento frente a la Pared de Moda.


Para acceder al pie de vía hay que hacer una trepada fácil (III) de unos 20 m. a la derecha de una cavidad que hay junto la carretera. Tras la trepada hay una repisa herbosa y un Avellano, donde está el pie de vía.

LA MANDRÁGORA. MD (6b) 160m.

Me voy a limitar a describir la vía tal y como la hicimos, ya que en el primer largo nos equivocamos, entrándole muy a la izquierda por que el avellano estaba muy crecido y no vimos la línea de parabolts que discurre por la placa, abriendo una nueva variante.
Pero os recomiendo que os metáis bajo el árbol y empecéis a escalar desde ahí por cualquiera de sus 2 variantes de placa (equipada) o diedro (semiequipada).
En el último largo también se puede hacer una variante por la derecha, abierta por Mon y Gelo, de grado más fácil, pero sin seguros.


Se equipó el 26 de Agosto de 2004 por Miguel Ángel garcia “Miche” y Jesús Palazuelos “Apala”.
Una muy buena vía, bien protegida, pero que te obliga a escalar. Con variedad de escalada, placa vertical o diedro, placa de adherencia, techitos con buen canto, canalizos…
La vía se hace en 4 largos y esta semiequipada con parabolts inoxidables las placas y pasos más duros, necesitando material para  proteger algunos tramos con fisuras o con distanciados.


Empezamos con una fácil trepada de unos 20 m. (III) a la derecha de una cavidad. Tras la trepada llegamos a una repisa herbosa, donde montamos una R0 y nos encordamos. Como os he dicho antes, lo suyo es ir lo más a la derecha de la repisa, bajo un avellano, allí empiezan las 2 variantes que tiene este largo, una de placa vertical protegida con parabolts (6a+) y por la derecha en diedro con algún parabolt que hay que complementar (IV+). Nosotros por error abrimos una nueva variante más a la izquierda.

L1  (6a). Nosotros lo iniciamos a la izquierda de un pequeño árbol. Por una zona desplomada buscando una zona de fisuras donde no fue fácil proteger y tira bastante (6a). Una vez que te incorporas de la zona desplomada, es más sencillo, siguiendo lo más evidente por la zona fisurada, con tendencia a la derecha (IV) hasta que te encuentras con el último parabolt de la placa por donde realmente discurre la vía. Unos metros por encima esta la R1 (2 parabolts)



L2  (6b). Discurre por una placa de adherencia, bastante fina, que hay que bailarla de lado a lado (6a+). Bien protegida con parabolts, pero con alegría.
En el último parabolt, tenemos el paso más fino, un pequeño resalte más vertical en adherencia (6b) para ya salir a una zona más fácil, sin seguros pero con canto donde agarrar y proteger. Hasta encontrarnos con un parabolt con anilla que reforzamos para montar la R2 (común con El Druida)






L3  (V+). Salimos de la R con tendencia a la derecha por una zona fisurada en autoprotección (IV+) para salvar el techo por el sitio más fácil. El techo tiene buen canto, pero una vez superado es algo técnico (V+), está protegido con 2 parabolts, canalizos poco marcados y salir con tendencia a la izquierda.




Continuamos por una placa fisurada, protegida con parabolts que distancian, pero la escalada es fácil (IV). La R3 (2 parabolts) está en unas repisas herbosas bajo el canalizo que escalaremos en el siguiente largo.

L4  (6b). Salimos de frente para coger un marcado canalizo negro protegido con 2 parabolts. Es un canalizo rugoso con agujeros. Nos cambiamos a la derecha y metiendo un friend grande damos otro paso para llegar al siguiente parabolt. Muy vertical y tirón (6b).


Mas arriba nos juntamos con la vía de El Druida haciendo travesía hacia la derecha para llegar a un gran canalizo. Y por el o por su izquierda, salimos a la parte alta de la pared.

Ya fuera de la pared en una repisa de hierba hay un parabolt que reforzamos para hacer la R4.

DESCENSO
La vía no es rapelable, y hay que salir andando por la parte alta de las hoces, hay varias líneas de rápeles que se pueden utilizar, nosotros optamos por la más conocida, la de Levitación Trascendental, en 3 rápeles.
Para ello tendremos que salir andando por la parte alta de la Hoces hacia la derecha, por un terreno “lunar” de bloques de caliza muy erosionados. Antes de una canal herbosa que cae hacia el Rio Torio. Nos fijamos en una punta de roca que destaca (A la derecha, es donde acaba Encuentro Inesperado). Hay que destrepar por canalilla de tierra con cuidado hasta llegar a la primera R de la línea de rápeles, a nuestra izquierda según bajamos:

R1. 50 m. Desde aquí  a la última R de Levitación- Ramonín- Atila. En un nicho.
R2. 55 m. Desde el nicho hacia la izquierda según rapelamos por la pared de Levitación Trascendental. Pasamos la primera R que vemos (de Levitación Trascendental) y seguimos hacia la izquierda hasta la R1 de High Fly.
R3. 30 m. Desde la R1 de High Fly hasta el suelo





No hay comentarios:

Publicar un comentario