Peña Vieja: Espolón de los Franceses

Todo empezó un día entrenando en la sala de boulder "Luis… que proyecto tienes para este año?" "El espolón de los franceses"... "Pues cuenta con ello".
Luis un ejemplo de motivación y de que si te lo propones todo es posible. Con 66 años es pura motivación y un gran compañero de cordada, con el que me ha encantado compartir este proyecto.

Se trata de una actividad en la que el grado no es lo importante, ya que aunque el máximo puede ser algún paso aislado de V+, es pura aventura, dura físicamente, con unos 600 metros de escalada y 400 de trepadas y aristas con algunos tramos muy aéreos y expuestos, y con final en la cima de Peña Vieja (2.613 m.) y en nuestro caso el descenso por la Canal del Vidrio.

 Para hacer esta actividad es recomendable, por los horarios, pernoctar en la zona del Hotel de Áliva, ya que si esperamos al teleférico, depende de la fecha y de los ágiles que seamos en la escalada, estaremos bastante ajustados de horarios. Para alguien que no conoce la vía y que no va corriendo por las trepadas, yo le calcularía un horario medio de 10-11 horas para toda la actividad, desde el Hotel de Áliva.


COMO LLEGAR
El Espolón de los Franceses se sitúa en la vertiente sureste de Peña Vieja, en el Macizo Central de los Picos de Europa.


El pie de vía se sitúa en la zona de los Puertos de Áliva, por lo que el acceso más cómodo se puede hacer de 2 formas:
Por el teleférico de Fuente Dé, para cruzar por la Horcadina de Covarrobres hacia los Puertos de Áliva.
Por el GR-203, desde Espinama, por una pista transitable con turismos y furgonetas, hasta los Puertos de Áliva y tomar dirección al Hotel de Áliva, para estacionar en él.



Nosotros optamos por la segunda opción, pernoctando en la zona del Hotel de Áliva.
Para hacer esta actividad es recomendable, por los horarios, pernoctar en la zona del Hotel de Áliva, ya que si esperamos al teleférico, depende de la fecha y de los ágiles que seamos en la escalada, estaremos bastante ajustados de horarios. Para alguien que no conoce la vía y que no va corriendo por las trepadas, yo le calcularía un horario medio de 10-11 horas para toda la actividad, desde el Hotel de Áliva.
 APROXIMACIÓN
Desde el Hotel, tomamos la pista que va hacia el Chalet Real, y a la altura de este, en una curva cerrada a la izquierda abandonamos la pista para ascender por trazas de senda hacia el pie de vía.





ESPOLON DE LOS FRANCESES MD inf (V)
La abrieron en el año 1967 dos escaladores franceses, Forn y Trouve.
La vía tiene 3 tramos bien diferenciados:
ESCALADA
TREPADA POR LA CANAL
ARISTA

ESCALADA
En el tramo de escalada, tendremos unos 600 metros de escalada de IV/V con algún paso aislado que podría llegar al V+.
Nosotros la repartimos en 12 largos, casi todos llegando a tope de cuerda, exceptuando, el 8º y el 9º que serían de unos 30 metros y donde el roce en caso de empalmarlos es muy alto, por lo que yo es el único que recomiendo no empalmar. De todas formas las distribución de los largos puede ser variable.
De los croquis que he visto por internet, el más fiable y detallado, aunque no marque las reuniones, es el del Guía de Montaña “Fernando Zamora Valcarce” 

En el primer largo hay hasta 3 variantes, por lo que he visto por ahí en otras reseñas:
1.    LA TRAVESIA INFERIOR
2.    LA DIRECTA
3.    LA CHIMENA ROJA Y TRAVESÍA SUPERIOR
Nosotros lo hicimos por la travesía inferior, solo señalar que para hacerlo por la Chimenea Roja, habría que hacer los primeros 30 metros de trepada y montar un R, ya que desde el suelo no se llega a la R que hay por encima de la chimenea. Y aunque nuestra intención era hacerlo por la chimenea, al no llegar a la reunión superior, optamos por hacer la travesía inferior.
Esta es la distribución que hicimos nosotros y una pequeña descripción de los largos, con medidas aproximadas.

L 1 (III, 60 m.): Trepada
Trepada fácil por una roca anaranjada/arenosa, difícil de proteger. A tope de cuerda llegas bajo un techo donde hay buenos emplazamientos para montar reunión.


Desde aquí mismo podrías salir en la vertical por la variante directa, pero no se veía tampoco muchos emplazamientos para proteger o por la derecha hacia la chimenea roja, pero hubiéramos hecho un largo de menos de 20 m. para llegar a los clavos que debe de haber encima de la Chimenea roja. Por lo que optamos por hacer la variante de la travesía inferior para no perder el tiempo con reuniones intermedias.
L 2 (IV+, 60 m.): Travesía Inferior
Nos tocó destrepar unos metros para iniciar la travesía horizontal hacia la izquierda, buscando los más evidente, muy aérea y también difícil de proteger, y con algún paso fino. Cuando ya llevas unos cuantos metros te encuentras con al menos 3 clavos, el ultimo con una argolla, ya bajo los techos, seguimos para alcanzar una vira herbosa y ascender por ella hacia la derecha (II+)  hasta llegar a la R2 (2 clavos en una fisura vertical). Ojo con los roces desde el último clavo y con los bloques sueltos.


L3 (IV, 50 m.): Diedro
Escalamos entre la placa y el diedro, protegiendo bien por el diedro, escalada fácil y disfrutona en bavaresa y algún paso de placa. La R3 está saliéndose del diedro, a la izquierda, en la placa, en un puente roca  con cordinos.



L4 (IV+, 50m.): Diedro
Seguimos progresando por el diedro. La parte final es algo más fácil y hay varios puentes de roca. Nos encontraremos con un clavo con anilla donde montaremos la R4.




L5 (IV, 30 m.): Vira
Nosotros salimos desde la R hacia la derecha, por un diedro/fisura en bavaresa. Desde luego que III no es… por lo que no se si es por donde se suele salir. Tiene un par de pasos en bavaresa y llegamos a la Vira herbosa, que hacemos en travesía a la derecha para llegar encima del "dado". La R5 está en una repisa muy cómoda, 2 clavos.


L6 (IV, 60 m.): Espolón y Chimenea

Empezamos a escalar lo que es propiamente el espolón, vamos en dirección  a un cordino y continuamos hacia una chimenea (la de la derecha) En la chimenea nos encontraremos un clavo con un cordino donde se puede montar reunión. Nosotros continuamos escalando por la chimenea y salimos por una especie de canal más sencilla hasta a tope de cuerda. La vía continua por una fisura algo desplomada donde nos encontramos un clavo y donde montamos la R6. Un poco más arriba hay otro clavo.




L7 (V/V+, 60 m.): Fisura sobada Y desplomillo
En algunas reseñas al primer paso de este largo lo llaman placa lavada, para mí eso no es una placa, es una fisura, eso sí… sobada... y protegida con un clavo. Continuamos por un diedro fácil para incorporarnos a la derecha en una gran repisa, con un clavo con anilla. Continuamos escalando, en la vertical del clavo, hacia un desplomillo que también está protegido por un clavo. Y salimos al filo del espolón, por el que continuamos a tope de cuerda hasta un pequeño nicho unos metros por debajo de un desplome, donde se monta bien R. Justo bajo el techo hay un clavo, pero no dan las cuerdas.


L8 (IV+, 30 m.): Diedro
Salimos hacia el techo, donde hay un clavo no muy fiable, y que igual no conviene ni usar o alargar muchísimo para evitar roces. El techo lo evitamos por la izquierda, veremos un puente de roca, en unos pasos aéreos. Continuamos por el diedro hasta que se acaba y salimos a un hombro, donde hay un puente de roca, en el que montamos la R8.



Este largo por distancia se podría empalmar con el siguiente, pero el roce es importante, por lo que yo os recomiendo hacer esta R intermedia.
 L9  (V/V+, 30m.): Fisura y Canalizos
Este será el mejor largo, con la roca más compacta, junto con el siguiente.
Tenemos encima de nosotros un gendarme que evitaremos por su derecha. Comenzamos por una placa fisurada con varios clavos hasta llegar a un techo con fisura. Unos primeros pasos en bavaresa  hacia la derecha y posteriormente en diedro con una magnifica placa de canalizos. Y por una placa tumbada salir a una repisa donde con encontramos dos clavos  y donde montamos la R9.




L10 (V, 55 m.): Chimenea, Placa y Techito
Salimos hacia la derecha pasa superar una corta y fácil chimenea. Al acabarla hay un clavo. Continuamos en la vertical del clavo para incorporarnos a una placa de adherencia, no es difícil pero si que tiene un aleje importante hasta que llegamos a unos clavos (2 clavos).
Superamos hacia la izquierda unos bloques que desploman un poco y continuar por el diedro hasta el filo del espolón, donde se monta la R10 en un gran puente roca no muy compacto.






L11 (III, 60 m.): Arista
Salimos por la izquierda del puente de roca y sin problema ninguno, prácticamente andando, recorremos el dilo del espolón a tope de cuerda. Con 60 metros, te quedas justo a la altura del primer gendarme.

No hay muy buen sitio para montar R, nosotros lazamos un pequeño saliente de la roca, pero como no tiene dificultad puede ser suficiente. Si no se puede continuar en ensamble hasta el final del primer gendarme, conde hay un cordino rojo, aunque cuando pase por ahí tampoco parecía ni muy cómodo, ni estaba en muy buen estado.



L12 (IV, 30 m.): Travesía de los gendarmes
Consiste en rebasar los dos gendarmes por su derecha. No tiene mucha dificultad, aunque si puede parecer más difícil de lo que realmente es. Al final del primer gendarme está el cordino rojo, Para llegar al segundo vamos andando sobre el filo de la arista (aéreo).
El segundo gendarme, se supera por debajo, no pegados a la fisura superior. Hay dos clavos que protegen los pasos que suenan a roca muy hueca. Solo nos queda un tramo de arista pasa salir a una gran terraza, donde podemos montar la R en una cavidad que tenemos de frente.
  



TREPADA POR LA CANAL
Es una larga trepada por la canal, sencilla al principio (II) y con algún pasito que requiere escalar (III) en la parte más alta, pero al ir metido en la canal no es aéreo y se hace sin problema. Lo único tener cuidado de no tirar piedras a los compañeros que vengan por debajo.
Serán unos 100 metros de desnivel hasta que se acaba la canal en una horcada.




ARISTA
Nosotros la hicimos desencordados hasta la cima y no utilizamos ninguno de los 4 rápeles que nos encontramos, pero si es cierto que tiene pasos muy aéreos y expuestos en los que no se puede fallar.
Los destrepes de los rapeles se hacen todos bien, con cuidado pero siempre hay donde agarrar y poner los pies.
Desde la Horcada iniciamos las trepadas por lo más evidente, buscando los puntos mas débiles de la “arista”, que aquí es muy ancha y poco aerea, y casi de repisa en repisa (III). Llegamos a un brecha donde hay una primera instalación de rápel. Se evita bajando hacia la izquierda. Nos deposita en la brecha, donde hay un vivac.

Andaremos un poco hacia nuestra derecha, hay algún hito, y si nos fijamos veremos unos puntos de pintura blanca que nos iran indicando el camino a seguir. Trepadas fáciles (II+) entre viras y que nos llevan a otra gran vira, desde donde se puede escapar por ella si no se quiere hacer la arista hasta la cima.

Desde la gran vira, vamos en dirección a la arista, hay algún hito y dos canaletas, subimos por la de la derecha, que nos lleva sin problemas hasta el mismo filo.
 Desde aquí ya es seguir el filo. Pasamos por una franja de roca rojiza, y los pasos mas aéreos de la arista, uno de ellos muy afilado y expuesto, aunque con buen canto en las manos. El camino a seguir es mas o menos evidente, alguna traza de senda, algún hito y un poco de intuición. En este tramo nos encontraremos con otras 3 instalaciones de rápel que son destrepables.
 Y por fin llegamos a la cima de Peña Vieja, un fuerte abrazo con Luis hace que las emociones y la satisfacción se desborden por los ojos en forma de lagrimillas. Muy contento de que Luis cumpla sus proyectos, y contento por la actividad que acabamos de realizar. Las fotos de rigor y para abajo que todavía queda actividad por hacer, y aunque vamos muy bien de horario mejor no despistarse.







EL DESCENSO
El descenso normal de Peña Vieja es hacia el Collado de la Canalona para bajar por la Canalona hacia Horcados Rojos y juntarnos con la senda de la Vueltona (la que va desde el Teleférico a Horcados Rojos) y ya por el camino cruzar por la Horcadina de Covarrobres hacia los Puertos de Áliva.
Este es el descenso más sencillo, quizás algo más largo pero más cómodo.


Pero Luis tenía en mente rematar la actividad con un descenso diferente, más directo y algo más difícil, por la Canal del Vidrio. Para ello iniciamos el descenso por la senda normal de descenso, por la vertiente Noroeste, una senda bien marcada y hitada, que va en dirección al Collado de la Canalona. Pero cuando el desnivel suaviza nos sale una senda muy visible hacia nuestra derecha, que nos llevara sin ningún problema hacia la Canal del Vidrio. La senda es cómoda y bien marcada. Cuando ya vemos los restos de La Mina de las Manforas en el fondo de la canal, la senda sube de pendiente y en un punto se mete hacia la derecha al tramo más delicado del descenso, pasando por las antiguas minas de las que se extraía el mineral, con restos de construcciones y railes/cables con el que sacaban el material.







Este tramo es más delicado, con algún destrepin y mucha piedra suelta. Cuando ya hemos bajado casi todo el desnivel la senda toma dirección sur, pegados a las paredes de la vertiente este de Peña Vieja. Ascendemos unos metros hacia una colladina y nos encontramos sobre el Chalet Real y por el camino llegamos al Hotel de Áliva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario