Ruta de Las Puentes de Malpaso

Bonita y sencilla ruta circular que nos adentra en el profundo valle del Rio Meruelo, en el Bierzo, por el camino que antiguamente seguían los peregrinos del camino de Santiago para ir desde Riego de Ambrós a Molinaseca.


Ruta de singular belleza, recomendable especialmente en Primavera y Otoño, tras épocas de lluvia, para poder disfrutar de los numerosas cáscadas formadas  por los arroyos que se precipitan por las laderas, algunos de ellos equipadas como barrancos, y que tengo en la libreta para realizar en breve, como El Solitario y El Resbalón. Además cruzaremos Las Puentes de Malpaso, La Puente Pequeña y Grande, puentes de piedra de la época medieval.  


DATOS TÉCNICOS

DIFICULTAD: FÁCIL
DISTANCIA: 11,5 Km aprox.

DESNIVEL: 
Positivo 450 m. 
Negativo 450 m

HORARIOS: 3h-4h

TRACK: Descárgate aquí el  TRACK


COMO LLEGAR
Tenemos que llegar a Ponferrada por la A-6. Si llegáis desde el sur, en la Salida 383, nos incorporaremos a la antigua N-6 para entrar en la localidad de Ponferrada por la Av Astorga.



En la rotonda con una escultura “Al Cine”, unos aros de hierro, tomaremos la 3ª salida (a la izquierda), para bajar por la Avenida el Castillo hasta que nos topamos de frente con una gasolinera y donde nos incorporarnos hacia la izquierda a la LE-412 en dirección a Molinaseca.

En Molinaseca hay un amplio aparcamiento, antes de cruzar el puente sobre el rio Meruelo, tenemos 2 entradas bien señalizadas al Parking.




LA RUTA
Desde el aparcamiento nos metemos por las bonitas y estrechas calles de Molinaseca hasta su calle principal, la Calle Real, con sus casas blasonadas, repletas de bares, tiendas y restaurantes. Por cualquiera de sus calles nos dirigiremos a la Iglesia de San Nicolas, visible casi desde cualquier parte del pueblo, donde veremos la primera señal de la ruta, señalizada como PR LE42 “Ruta 2 Las Puentes de Malpaso”.



Unos metros más arriba, subiendo por una calle hormigonada que nos saca del pueblo, veremos otro panel informativo de la ruta, punto donde nos desviamos a la izquierda por un bonito sendero entre Castaños, encinas y vegetación exuberante.



El sendero, no tiene dificultad técnica alguna, pero no nos podremos despistar ya que discurre a media ladera, con una gran pendiente de caída hacia el valle. Además las laderas de Pizarra/cuarcita cubiertas de musgo, no son transitables fuera de la senda.

Enseguida empezamos a ver diferentes arroyos que se precipitan por las laderas, formando bonitas cascadas.
Pasamos por una pasarela metálica sobre el arroyo de la Ardecilla, que forma aguas abajo el Barranco de “El Resbalón”. Continuamos sin perdida por la cómoda senda, con algún tramo de mayor pendiente y algún que otro mirador natural.






Del otro lado de la ladera se forma sobre el Arroyo del Prado del Mango, el barranco “El Solitario”, con 2 cascadas de cerca de 30 metros.
La senda en todo este tramo discurre en un bosque de encinas. Tras un leve descenso llegamos al primero de los puentes “La Puente Pequeña”, sobre el Arroyo Pequeño y poco después a “La Puente Grande” sobre el Rio Meruelo, donde podremos baja al cauce y observar las estructura de estos puentes.







Para mi. todo este tramos es el más bonito de la ruta, en el fondo de estos profundos y verticales valles, con el agua precipitándose con fuerza por los arroyos.
Comenzamos a ascender poco a poco hacia localidad de Riego de Ambrós, paralelos al cauce del Arroyo de la Esontrilla, que también forma algunas cascadas en su encajonado cauce, que tendremos que cruzar sin mucha dificultad unos metros más arriba.





La senda discurre ahora entre un bosque de encinas en la ladera sur del valle y un joven robledal en la ladera norte. Ya entre prados con algún bonito ejemplar de castaño llegamos a Riego de Ambrós.

Esta parte de la ruta es la peor señalizada, y habrá que seguir un poco la intuición. Como referencia decir, que el primer cruce de caminos es a la izquierda y poco después a la derecha, por un estrecho camino que entre las huertas nos lleva directamente al pueblo.





Disfrutaremos de las típicas construcciones de piedra y madera de los pueblos de esta zona del El Bierzo, y seguiremos las indicaciones del Camino de Santiago, que ya sin perdida y nos llevará de vuelta a Molinaseca, por unos parajes bonitos pero no tan especiales como los del inicio de la ruta, eso sí con unas excelentes vistas hacia los Montes Aquilanos, con el Cabeza de Yegua (2.142 m.) como cima mas alta.






Llegamos a Molinaseca por la carretera LE-412, pasando por delante de la Ermita de Nuestra Señora de las Angustias y entrando  por el puente Románico sobre el rio Meruelo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario