Barranco El Solitario

Después de conocer el Barranco de las Siete Fuentes en Carracedo de Compludo, y establecer contacto con Abel, barranquista de la zona de El Bierzo, he tenido la posibilidad de conocer otros 2 pequeños barrancos en Molinaseca “El Solitario” y “El Resbalón”, que bien merecen una visita, y que complementan en esta comarca la actividad barranquista y por tanto turística, con 3 barrancos en un radio de 10 km desde Molinaseca.



Estos nuevos barrancos, sobre cuarcita, se originan en arroyos estacionales que se llegan a secar en verano y épocas se estiaje, por lo que son recomendables hacer en deshielo y /o después de lluvias.

Ambos barrancos van a dar al Rio Meruelo, por el que se hacen los retornos. Por lo que es imprescindible valorar el caudal del mismo en la localidad de Molinaseca, ya que aunque el rio en si no es peligroso, porque no cubre mas de 1 metro y está muy limpio en su lecho y orillas, la fuerza del agua puede llegar a ser peligrosa, teniendo que cruzar el cauce en varias ocasiones.




En esta entrada me voy a centrar en el barranco “El Solitario”




COMO LLEGAR
Tenemos que llegar a Ponferrada por la A-6. Si llegáis desde el sur, en la Salida 383, nos incorporaremos a la antigua N-6 para entrar en la localidad de Ponferrada por la Av Astorga.
En la rotonda con una escultura “Al Cine”, unos aros de hierro, tomaremos la 3ª salida (a la izquierda), para bajar por la Avenida el Castillo hasta que nos topamos de frente con una gasolinera y donde nos incorporarnos hacia la izquierda a la LE-412 en dirección a Molinaseca.
En Molinaseca cruzaremos el cauce del Rio Meruelo y continuaremos por la LE-412 durante 3 km. Poco después del p.k 47, en una curva cerrada  a la derecha hay un puente sobre el cauce del Arroyo Prado del Mango, con 2 apartaderos a derecha y a izquierda, donde estacionaremos.








BARRANCO EL SOLITARIO
SITUACION: MOLINASECA (EL BIERZO)
MATERIAL: 1 CUERDA DE 60 m. + Complementaria
Nº RAPELES: 6 + resaltes con cuerda fija
RAPEL MAS LARGO: 30 m.
HORARIOS:
Aproximación: Inmediata
Descenso: 1 h 30 min.
Retorno: 20 min.



Se trata de un barranco abierto, sobre roca cuarcita bastante patinosa. Formado por el cauce del Arroyo del Prado del Mango, con un cauce estacional.

El barranco no tiene dificultades peligrosas, ya que aun con el caudal alto, no es un barranco caudaloso, ni tiene pozas con movimientos raros, solo el golpeo del agua en algún rápel y si acaso el acceso a alguna cabecera que esta muy bien equipadas con pasamanos.
Tiene tramos con bastante vegetación y zarzas, que con el tiempo y el paso de barranquistas seguro que va mejorando. Varios pequeños resaltes equipados con cuerdas fijas y 2 bonitas verticales de cerca de 30 metros, en  un entorno salvaje, que hacen que el barranco bien merezca la pena conocerlo.

APROXIMACIÓN
La aproximación es inmediata, desde donde hemos estacionado, volvemos unos metros en dirección Molinaseca, para bajar al cauce por una zona abierta de vegetación, por una senda que se ira marcando más con el tiempo.




DESCENSO
El primer tramo está algo cerrado por la vegetación, ramas y zarzas, que con el tiempo y posteriores descensos irán desapareciendo. Enseguida nos encontramos con un primer resalte equipado con cuerda fija, R1 (1 químico,  dcha) de 4 m.

Continuamos por un largo tramo de andar sin dificultades y casi sin desnivel, las únicas dificultades es evitar que te enganchen las zarzas.
Poco a poco se va intuyendo que se acercan las dificultades, un destrepe y llegamos a un balcón sobre el Valle de Meruelo, con un árbol junto a un bloque donde está la instalación del R2 (1 parabolt, dcha) rápel de 30 metros al principio tumbados por una canaleta que concentra el agua y que se abre posteriormente en una bonita cascada vertical con una repisa intermedia.



La siguiente dificultad es un tobogán equipado con cuerda fija, R3 (árbol, dcha) 4 m. que rapelaremos deslizando por la resbaladiza placa.



Otro pequeño resalte que rapelaremos, R4 (árbol, dcha) 4m.
Y llegamos a una sucesión de 3 pequeños resaltes de unos 2 m. el segundo de ellos equipado con un pasamanos y una cuerda fija (árbol y químico, dcha) y el siguiente también equipado con cuerda fija (1 químico, dcha).



Llegamos a otro bonito balcón, previo a otra buena vertical, en el mismo cauce hay un árbol con la instalación del R5 (árbol, dcha bajo) Desde este punto el rápel es de unos 28 m.
Tengo entendido que esta instalación se utiliza para aproximarse a otra de parabolts mas metida en la vertical y evitar roces, pero nosotros no la vimos.



La siguiente dificultad es un rápel en seco, por el margen derecho del cauce, R6 (árbol, dcha) 6m.

Y casi seguido la última dificultad, un pasamanos, equipado con parabolts y cuerda fija que no acerca a la R7 (parabolt y spit, dcha) 11 m.


Este rápel nos deposita en el rio Meruelo, por el que haremos el retorno.


RETORNO
Para nosotros el retorno casi se convirtió en lo más conflictivo del descenso, con el rio Meruelo con un caudal considerable, y  no tener muy claro como se comportaba el rio y donde estaba la salida, hizo que fuera más intenso de la cuenta.
El cauce del rio Meruelo es poco profundo, y tiene un lecho de grandes piedras, que te permiten mantenerte en pie hasta que pierdes el equilibrio por la fuerza del agua y te arrastra. Lo bueno es que las orillas del rio están limpias de maleza y no tienen mucho peligro en general, pero tampoco te puedes descuidar.


Descenderemos nadando por las orillas mientas podamos, tendiendo que cruzar en varias ocasiones el cauce.

La salida esta antes de un estrechamiento rocoso, a la derecha, debe de haber una senda jitada, nosotros no conocíamos el punto exacto de la salida y no la vimos. Pero no tuvimos problema para salir por la ladera de la derecha entre encinas y un bonito ejemplar de alcornoque.
La senda con una buena pendiente, te saca a la carretera LE-412, en una curva a unos 500 metros de donde habíamos dejado el vehículo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario