Peña Rabanal: Los Cuervos de Odín

Vía de muy reciente apertura en la Peña Rabanal, en la localidad de Rabanal de Luna, León.

Equipada por unos buenos amigos, Fernando y Urdiales, seguidores del blog. La remataron en el mes de Febrero de 2019, y la encadenaron el 3 de marzo. Ese mismo día me mandaron el croquis, porque saben que me gusta conocer y reseñar las vías que están a mi alcance. Y para mi ese ofrecimiento fue un placer. Un vía nueva y que valoren el trabajo del blog… pues no me lo pensé, 6 días después estábamos allí.


Primera vía de largos para Rubén, que disfrutó como un enano.

El plan fue un poco apresurado, porque la meteo de esa semana no había sido buena con bastante lluvia, y me imaginaba que era muy posible que la vía estuviera empapada. Pero viéndola desde la carretera, parecía que pese a 2 grandes chorreras en el primer y segundo largo, con un poco de suerte las podríamos evitar.


Al llegar al pie de vía, confirmamos nuestro temores, el primer largo estaba bien, pero el segundo discurría por toda la zona mojada. Aun así el ansia por conocerla y ya que estábamos allí decidimos entrarle para ver si podíamos pasar por allí como fuera. Y fue todo bien, saqué el paso difícil, pisando una presa mojada y aunque luego, en la chorrera que será V+ como mucho no encadené por el miedo a caerme y por no ver una buena presa que me hubiera salvado, con los pies y manos pisando y agarrando las pequeñas presas de la chorrera empapada y babosa. Pero los pasos salieron todos en libre, no sin mucha tensión. Esos pasos con la chorrera seca son más o menos fáciles.  Si le hubiéramos entrado a la vía un par de horas más tarde la hubiéramos encontrado seca, ya que con el sol, al bajar, ya la había secado.


Equipada desde arriba, es una vía “placer”, con parabolts en todos sus largos y reuniones, y algunos puentes de roca con cordino, aunque también requieren algo autoprotección en todos los largos.


Y además con la seguridad de que la han dejado montada con línea de rápeles. Todo ello hace que sea una vía para disfrutar. Con algunos pasos apretones, y largos todos ellos muy buenos, que requieren escalar, a destacar el segundo, especialmente bueno.


COMO LLEGAR
Acceso desde la AP-66, en la salida de Caldas de Luna, por la carretera CL-626 dirección Villablino hasta pasar Rabanal de Luna. Poco después de cruzar esta pequeña localidad a la altura del Pk. 44., hay un gran apartadero a la derecha con una explanada junto a la Ermita de la Virgen de Pruneda, donde estacionamos.



APROXIMACIÓN

Desde la ermita tendremos que ir andando por la carretera en dirección a Rabanal de Luna hasta poco después de la Fuente de la Fuente Pruneda un manantial que surge de la roca. Poco después nos subimos sin un camino definido hacia la canal que tenemos a nuestra izquierda.



Una trepada sencilla para salir de la carretera, y entre el pedrero y la sendas que hay por los laterales de este, vamos ganando altura. Llegamos a un hombro desde donde podemos ya observar la pared y orientarnos para llegar el pie de vía. Seguimos ascendiendo por el pedrero o trepando fácil por fuera de el hasta llegar a la pared. Veremos los pies de vía de Directa Yeray y Luna de lobos.

El pie de vía de Los Cuervos de Odín esta a la izquierda, tras un paso estrecho y aéreo veremos los parabolts del primer largo.




PEÑA RABANAL- LOS CUERVOS DE ODÍN 195m. 6b / V+ oblg. MD
Equipada por Fernando López y Juan Carlos Urdiales entre noviembre de 2018 y Febrero de 2019.
Unos 195 metros repartidos en 5 largos, con un grado máximo de 6b y obligado de V+. Como he dicho antes esta semiequipada con parabolts, que en su caso permiten acerar los pasos más difíciles. Para mi es una vía muy segura, muy bien equipada, con los seguros en su sitio, y con línea de rápeles que te permiten bajarte casi en cualquier momento.


L1, 40m. V/V+ Comienza por una placa protegida con parabolts. Continuamos por una zona fisurada y de bloques en autoprotección. Para llegar a la R hay unos pasos de adherencia.




L2, 30m. 6b Salimos de la R por un muro bastante vertical, 2 agujeros pequeños nos ayudan a chapar los 2 primeros seguros, y ahora tenemos al paso difícil del largo, en travesía a la izquierda y pisando en adherencia tenemos que llegar a la chorrera de la izquierda.



En nuestro caso este paso se disparó de grado porque toda la chorrera estaba empapada, y pisar en mojado para coger con las manos en mojado no fue fácil, aun si salió.

Una vez en la chorrera, tiene agujeros pequeños, pero netos que en seco no serán difíciles, para chapar el tercer parabolt. A la altura de este hacemos un cambio a la derecha pisando en adherencia para enganchar una fisura buena que tiene además un par de cordinos.


Los últimos pasos para llegar a la R son en adherencia, fina pero que se deja y muy bien protegida.


L3, 55m. IV+ Largo de transición, el menos bonito, y más fácil, aun así en los primeros metros hay que escalar. Unos pasos de placa de adherencia hasta enganchar unas lajas algo rotas y salir por una zona tumbada y grandes cazos hasta una gran repisa donde está la R3, a la izquierda, no confundir con la línea de rápeles que está a la derecha.


L4, 35m. V+/6a Otro largo bonito, pasos de adherencia enganchando algún canto bueno y un travesía aérea hacia la derecha para superar un techito con muy buen canto. Luego por una zona menos llamativa con algo de vegetación hasta la R.



L5, 40m. 6a ++ El largo en si es fácil, pero el paso que tiene a mí me pareció bastante más duro que cualquiera de  los demás de la vía, sobre todo si lo haces de frente, yo al menos fue donde más apreté. Tras hablar con Fernando, me comentó que se puede “escaquear” un poco por la izquierda. Comienza por una plaquita para enganchar un diedro/fisura a la izquierda, sencillo, con muy buen canto y con 2 parabolts. Nos incorporamos a una repisa y llegamos al paso difícil e incómodo, también protegido con 2 parabolts. Tras incorporarnos, con un paso técnico y chapar el segundo parabolt, de frente tenemos un paso difícil, un pie pequeño en un agujero para llegar apurados a una pequeña regleta roma y seguir apretando hasta coger ya un pequeño canto donde ya estamos salvados.


Seguimos por un tramo muy fácil con un último paso en mantel para llegar a la repisa de la reunión.



DESCENSO
La vía es rapelable en 3 rápeles de prácticamente 60 metros.



Pero creo que es más recomendable salir andando a la cima de la Peña Rabanal, y desde ahí seguir por la arista con un fácil destrepe para llegar a la canal. Descendemos la canal andando, por una senda no muy marcada.



Antes de llegar al final de la canal hay que salirse a la derecha, destrepando fácil por una zona kárstica, por donde podamos…al menos nosotros no vimos ningún camino más evidente, hasta salir ya casi abajo a un terreno más cómodo de prado y tras pasar por un pequeño sector de escalada deportiva llegar a la Ermita de la Virgen de Pruneda, donde tenemos el coche.



2 comentarios:

  1. Muchas gracias por escalarla, por tu tu opinión y sobre todo por el curro que te pegas con el blog, que a mí me parece cojonudo y que uso bastante.

    ResponderEliminar