Riglos: Currucuclillo

Después de escalar la “Murciana” al Pisón, al día siguiente, con una previsión de tiempo más fría y desapacible, y algo cansados, buscábamos una vía para disfrutar, rápida y con un grado asequible. Nos decantamos por ir los 6 compañeros al Mallo Frechín y hacerle un acoso y derribo, escalando en paralelo las  3 cordadas, nosotros por la “Currucuclillo” y  los compis por la “Irene y la Paz” y la “Jose Antonio Sanz”, disfrutando de la vía y de ver escalar a las otras cordadas.





Nosotros optamos por Currucuclillo, porque en otro viaje habíamos hecho una mezcla de las otras dos vías Riglos:Jose Antonio Sanz - Irene y la Paz”. 
Además nos habían hablado bien de la vía, bien equipada y de moverse por la pared, ya que va evitando panzas, por una escalda vertical con mucho zigzagueo por la pared.

Tenéis más información de Riglos en otra entrada del Blog, cuando en otro viaje escalamos la “Directa Normal al Puro”, “Mosquitos” y “Chooperior”.

CURRUCUCLILLO, 230 m. 6a+
La vía la abrieron en el año 2004 por Jesus Ascaso y Pedro Exposito.


Para escalarla son necesarias unas 14 express, varias largas y nosotros la escalamos con cuerda de 70m de deportiva.
Aunque hay largos que son muy cortos, hay que tener cuidado de empalmar largos, ya que los roces son importantes por las travesías que se hacen. Nosotros empalmamos el 7 y el 8, teniendo un roce muy fuerte en los últimos metros y sin material suficiente para llegar, por lo que quizás se mejor hacer todos los largos reseñados en el croquis.

Se reparte en 9 largos equipados con parabolts M10, sin los típicos distanciados de Riglos, de hecho en algunos tramos te saltas alguno que otro.

La vía es mantenida, en el 6a, con algún paso más apretón, por lo que pese a  que en general es fácil, tampoco hay que ir muy relajado.
La calidad de la roca en general es buena, aunque si que hay algún tramo donde parece que no es muy compacto, principalmente el último largo en el que hay que andar con mucho cuidado.
Pese a que la vía recorre de izquierda a derecha la pared, con mucho zigs zags, es fácil de seguir, por la cantidad de parabolts.

El pie de vía lo identificamos, situándonos entre las fisuras/chimeneas que recorren verticalmente el mallo Frechin. En este Muro inician 2 vías equipadas las de la izquierda es la Curruculillo y la de la derecha la Jose Antonio Sanz.

L1, 6a+ - 30 m.

L2, 6a+ - 25 m.


L3, 6a+ - 25 m.




L4, V+ - 30 m.



L5, V - 20 m.



L6, V+ - 30 m.



L7, V+ - 15 m.



L8, 6a+ - 35 m.

L9, IV - 10 m.


El último largo, aparte de muy corto, la calidad de la roca no es buena, por lo que hay que salir con cuidado, un único parabolt cubre los primeros metros verticales y ya desde aquí con cuidado salimos andando hasta la cima dela Mallo Frechin, montando la Reunion en la instalación de pasamanos que hay.



DESCENSO
El descenso del Mallo Melchor Frechin se puede hacer rapelando por la misma vía o andando.

Andando hay 2 opciones: Entre el Mallo del Agua y el Mallo Colorado o por el camino del Circo de Verano. Podéis ver el descenso más detallado en otra entrada del blog “Riglos:Jose Antonio Sanz - Irene y la Paz” 

Nosotros en esta ocasión, como coincidimos arriba con los compañeros que venían haciendo Irene y la Paz, lo hicimos rapelando por la vía Irene y la Paz en 3 rápeles, con cuerdas de 70m., apurando mucho la cuerda y guiando con cintas expreses para no separarnos de la pared en alguna panza.

Para ello tuvimos que destrepar unos metros desde la cima del mallo hasta las instalaciones de parabolts de rescate donde finalizan la vía Irene y la Paz,

1º RAPEL: Desde la R7 a la R5, 50 m.
2º RAPEL: Desde la R5 a la R2 68 m. ojo!

3º RAPEL: Desde la R2 al suelo 60 m.

No hay comentarios:

Publicar un comentario