Pico Moro, desde Ocejo de la Peña

El Pico Moro (1.801 m.) es una espectacular y difícil cima, al menos su cima principal, que pese a su altitud nos sorprenderá muy gratamente con sus escarpados metros finales y una arista muy aérea que une sus dos cimas.



Pese a no ser la más alta, parece que domina sobre las demás cimas de la comarca de Cistierna, siempre visible desde gran parte de esta comarca. Se puede ascender por varios sitios, desde Aleje por el cordal sur, desde Ocejo de la Peña por su vertiente sureste, o incluso escalando alguna de sus dos vías que recorren su vertical vertiente este y que te llevan directamente a su cima principal, “El Espolon Canales” y “The Road to Hell”.
Nosotros la ascendimos desde Ocejo de la Peña, y aunque no es una ruta circular, si se puede ascender y descender por diferentes sitios, variando las vistas y paisajes.






COMO LLEGAR
Acceso por la N-621 hasta Cistierna, pasamos Cistierna por la Circunvalación y unos metros más adelante del cruce para desviarnos a  Sabero,  en el P.k. 65,5 está a la derecha la carretera que nos lleva a Ocejo de la Peña.
Pasamos primeramente un estrecho túnel a la altura de Santa Olaja de la Varga,  y posteriormente el desfiladero del Duerna, donde se encuentra la Garganta de los Suplicios, y en 5 Km desde el cruce llegamos a Ocejo de la Peña.
Antes de llegar a Ocejo de la Peña tras cruzar por segunda vez el cauce del Arroyo de la Duerna, sale a la izquierda una pista hormigonada que asciende directamente a la parte alta de Ocejo de la Peña, y donde se encuentran las mejores zonas de aparcamiento, junto al cementerio. Aquí hay espacio para 4 vehículos.
Otra opción es continuar por la carretera y llegar a la parte baja de la pequeña localidad de Ocejo de la Peña. Llegamos al final de la carretera y nos encontramos con otra zona de aparcamiento junto a la fuente. Desde aquí también se puede subir a la zona de aparcamiento junto al cementerio por las estrechas y empinadas calles de Ocejo.


DATOS TÉCNICOS
DIFICULTAD: MEDIA  (ALTA a la cima principal)
DISTANCIA: 7 Km aprox.
DESNIVEL: 
Positivo 700 m. 
Negativo 700 m.
HORARIOS: 3h-4h
TRACK: Descárgate aquí el  TRACK




LA RUTA
Hay varias opciones, y todas empiezan en la parte alta del pueblo, junto al cementerio:
Desde el Cementerio de Ocejo sale una pista que asciende hacia el Pico Moro, a los pocos metros en la primera curva cerrada a la izquierda, junto a un banco de madera, sale una senda a la derecha:




Si continuamos por la pista, nos adentramos en un valle paralelo al del Arroyo del Pico Moro, en dirección a el “Prado los Casados”. En la primera curva  a la izquierda, podemos salirnos de la pista y ascender entre prados y sendas de ganado hasta cruzarnos de nuevo con el camino, o continuar por el camino que unos metros más arriba se bifurca, siguiendo por el  menos marcado a la derecha y con el que nos cruzaremos si salimos por los prados. El camino en la parte alta esta como empedrado y va en dirección a las paredes de caliza que se van estrechando. Esta puede ser una buena opción para hacer el descenso.

Y aunque a nosotros la ruta nos la condicionó y marcó principalmente el ganado, para evitar cruzarnos con él y con los mastines que lo cuidan, para mí es más recomendable esta otra.
Si a la altura del banco de madera nos desviamos a la derecha, justo por encima del banco, sale una senda (no el camino más marcado) que nos lleva hasta los restos de las bases de 2 torretas de hormigón. Subiendo por esta senda tendremos a nuestra derecha en el fondo del valle el Arroyo del Pico Moro. Subimos hasta las torretas y posteriormente, entre prados y sendas poco marcadas, por el camino más evidente, nos asomaremos a un mirador hacia una cascada de unos 30 m. que forma el arroyo, y que se desciende en barranquismo “El Barranco del Pico Moro”. 






Desde aquí continuamos ascendiendo sin una senda definida, por los prados hasta cruzarnos con el camino empedrado, ya cerca de las paredes. 
Una vez en el camino lo seguimos hacia la derecha para llegar a la cabecera del barranco, y uno metros más adelante, continuando por el camino llegamos unas amplias praderas, en las que será habitual que haya ganado (cabras, ovejas, vacas y/o caballos), acompañados por mastines, con los que tendremos que tener cuidado si vamos acompañados de nuestros amigos perrunos.





Como he dicho antes a nosotros la ruta nos las marcaron principalmente los mastines, que aunque no son peligrosos, están haciendo su trabajo y otro perro puede que no sea bienvenido. Por lo que optamos por no cruzarnos con el ganado y salirnos por el camino que sale desde las praderas hacia nuestra izquierda, al principio poco marcado, pero visible sin problema desde abajo.

Cual fue nuestra sorpresa que en  el otro valle también había cabras, pero bueno, continuamos ascendiendo por el cordalillo entre prados sin senda marcada, con la mirada atenta de 3 mastines que se limitaron a cuidar el ganado.
Llegamos así hasta la antecima que nos separa del Pico Moro, por un terreno más pedregoso. Bajamos al Collado Genciana (1.658 m.) e iniciamos la que es la parte más técnica y difícil de la ruta.



Lorena prefirió no pasar mal rato, y nos esperó en la collada. Pero Yul prefirió acompañarme. La senda está bien marcada y además hay unas pequeñas señales de metal de color blanco y rojo, que nos guían sin perdida. La senda tiene alguna trepadilla fácil en la que tendremos que utilizar las manos, más fácil de subir que de bajar. Y nos lleva directamente a la cima secundaria del Pico Moro (1.782 m.) con una antena metálica roja y blanca y una pequeña cruz de hierro. Desde aquí tenemos unas muy buenas vistas de Peñacorada, Peña Rionda,  el Pico Cerroso, el valle del Esla, el Valle de Sabero, Mampodre y otras muchas cimas de la Cordillera.








Pero no, esta no es la cima del Pico Moro, si miramos hacia el noreste, veremos una arista rocosa, detrás de una collada, ese si es el Pico Moro. Este corto trayecto, es con diferencia, lo más difícil de la ruta, y no es apto para todo el mundo.
Primero destrepamos hasta la collada y comenzamos a trepar, de momento asequible, incluso para Yul. Nos cambiamos de la vertiente este a la oeste por una repisa estrecha de roca, pegados a la pared, otra fácil trepada y nos situamos al principio de una corta pero afilada y aérea arista de roca. Para Yul este paso ya era muy expuesto y se quedó disfrutando del paisaje.


Esta arista tiene mucho patio, unos 200 m. hacia el este y cerca de 100 hacia el oeste y nos lleva a la cima del Pico Moro 1.801m., coronado por otra cruz de hierro.




Para el descenso, tenemos que volver hasta la cima secundaria, por el mismo camino, arista, trepadas y destrepes. Y descendemos por la marcada senda por la que subimos. Después de lo anterior ya todo parece fácil.

Desde el Collado Genciana seguimos por la senda bajo las paredes este del Pico Moro, por donde discurren las vías de escalada. Esta senda nos baja a las praderas, pasando por un fuente/abrevadero, y por el fondo del valle, de donde surge el Arroyo del Pico Moro.





Llegamos al camino de la aproximación. Para llegar a Ocejo tenemos las 2 opciones que describí en el inicio, nosotros de nuevo por el ganado y los mastines, nos tiramos por la senda del ascenso para evitar un rebaño de ovejas. Yul con tanta trepada y destrepe, ya no estaba para muchas emociones fuertes.. jeje…




No hay comentarios:

Publicar un comentario