Friero (Punta SE): El Vuelo del Treparriscos

Creo que es la vía más exigente, o de las más exigentes que he escalado. La tenía en la carpeta de pendientes desde hacía tiempo, pero sabía que no la podía hacer con cualquiera. La guarde como otras muchos croquis que veo por las redes sociales, por si alguna vez cuadra.

Tiene todos los ingredientes que la convierten en una muy buena actividad: Macizo Central de los Picos de Europa, El Friero, aproximación con desnivel, un sitio diferente, un entorno incomparable, tranquilidad y soledad, haces cima. La vía recorre un espectacular muro en la vertiente Sureste, vertical y con ambientazo.


Después de que Jorge se recuperara de su lesión, y de haber escalado varias vías buenas, buscábamos una actividad rápida en Picos, solo teníamos libre el Sábado y además Jorge tenía que estar a las 20:00 en casa. Y aunque es un poco “locura”, la motivación y las ganas, lo hacen todo posible.


Madrugón de los buenos, viaje hasta Santa Marina de Valdeón, aproximación todo lo rápido que podemos, sin agotarnos, al amanecer; la escalada que nos lleva más tiempo del que pensábamos, hay que pensar los pasos,  cima en el Friero y para abajo corriendo (literal). Al final llegamos a tiempo a casa, una actividad express, de las que te hacen sentir bien.

La vía nos gustó mucho, muy vertical, con mucho ambiente, muy buena roca y variada, con pasos de placa, fisura, y muro vertical, con pasos exigentes y obligados. De hecho ningún largo es fácil, todos tienen algo, pero especialmente el cuarto es muy difícil de encadenar, pero no obligado y el quinto es especialmente difícil y obligado, un largazo de 50 metros que te obliga física y mentalmente.

Felicitar a Borja y Eduardo, porque si repetirla es difícil, me imagino que la apertura es toda una aventura, donde hay que tenerlos bien puestos.

COMO LLEGAR
Tendremos que dirigirnos a la localidad de Santa Marina de Valdeón, en nuestro caso por el puerto de Pandetrave. Antes de llegar a Santa Marina hay una curva cerrada de izquierdas, unos metros antes hay un buen apartadero a mano izquierda (según bajamos)


APROXIMACIÓN
La aproximación es corta (3,5 Km), pero con bastante desnivel (850 m.) por la canal de la Chavida. Descárgate aquí el track.

Nosotros no la conocíamos y no tuvimos problema en encontrar el camino, aun haciendo los primeros metros de noche. Durante el descenso nos dimos cuenta que en el ascenso no habíamos seguido el mejor camino. Desde el aparcamiento es visible la pared SE del Friero.
Los primeros metros por una senda marcada entre prados, pasamos por encima de un pequeño refugio y llegamos al Collado Peranieva.


Desde aquí no encontramos una senda marcada y ascendimos por prados evitando el montebajo hasta unas peñas que tenemos sobre nosotros, previas a la pedrera de la Chavida.   Fijándose bien hay una senda por la parte izquierda de la canal de la Chavida, por el pedrero hasta el Collado, desde donde ya se ve perfectamente la pared y el recorrido de la vía.



EL VUELO DEL TREPARRISCOS. 230 m. MD sup 7a (6b/A1)

Abierta en el mes de Octubre de 2016 por Borja Araque y Eduardo de Deus.

Croquis de Borja Araque

Como ya he dicho, vía exigente y de grado ajustado. Sigue un sistema de fisuras por un muro vertical y de buena roca, por lo general. Muros de regleta, fisuras, travesías…

Unos 230 metros repartidos en 6 largos, todos buenos y todos tienen algún paso, hasta los fáciles. Destacan el 4º y 5º, largos con mucho ambiente y difíciles. Diferentes entre sí, pero que sacaran lo mejor que tenemos, si es que quieres salir por arriba.

Material: Friends hasta el 3, y alliens (azul, verde, amarillo y rojo) no está mal repetir alguno, fisureros, 15 cintas, estribo (opcional, nosotros no llevamos), y sí que llevamos guantes de fisura y no nos vinieron nada mal para empotrar con seguridad en ciertos pasos.

La vía tiene parabolts, clavos y puente de roca, pero hay que escalar y proteger pasajes difíciles. Todas las reuniones montadas con parabolts.


El pie de vía se identifica bien por la fisura del primer largo.

L1, 6b. 50 m. Comienza con tendencia a la derecha, por un muro de roca algo fracturada hasta un cordino. A travesamos a la izquierda por un muro de regletas, hay que incorporarse para llegar al primer parabolt. Otros pasos de muro de regleta para llegar a la fisura.

La sensación de los primeros metros de la fisura no son muy buenos, porque son como lajas aparentemente no muy sólidas.
  

La fisura te pone calentito para empezar, con los guantes intentamos empotrar para poder retorcer el cuerpo y buscar el equilibrio, no es fácil y sales con los brazos hinchados.

El tramo final del largo es bastante más fácil.

L2, V+. 30 m. Este largo que parece de trámite, tampoco te puedes confiar, fácil al principio pero con un pasito tonto sobre fisura antes de llegar a la R.



L3, 6b. 30 m. Largo de fisura, se empieza a notar la verticalidad de la pared. Los primeros metros se van dejando y se protege bien, a la altura del parabolt está el paso. Por la fisura empotre de dedos carbón, hay que subir mucho pies. Después de varios intentos opte por salirme por la derecha pensando que había canto, pasos en adherencia sobre pesas romas, me jugué un vuelo majo, pero salió.




Se llega a un repisa y vamos hacia la derecha. Para llegar a la R hay un paso tirón pero con canto.

 L4, 7a. 40m. Largo bonito y duro, de roca excepcional y muy muy vertical. Muro de regleta y gotas de agua, difícil de encadenar, con paso obligado o A1.
Comienza con una travesía sencilla, andando sobre una pequeña vira que te permite recrearte… jejeje. 


Pero no te confíes que el paso expo viene ahora. Hay que escalar un murito de gotas de agua hasta otra repisilla donde pisas en adherencia. Es sencillo pero no te caigas. Cuando llegas al parabolt vuelves a respirar.

Empezamos a escalar un muro compacto y vertical de gotas de agua, los primeros metros se dejan. Llega un punto donde va ganando en verticalidad y las presas son cada vez más pequeñas, fisura vertical y pies finos. Encadenar a vista es difícil, aparte de que en la parte de arriba los codos se quieren levantar.


Una vez superado lo más difícil, todavía hay que salir. Con la hinchada y sin parabolts hay que intentar relajarse y aunque mucho más fácil todavía hay que seguir apretando el culo. Vamos con tendencia a la derecha hasta un murito de canalizos que superamos hacia la izquierda para llegar a la R, en una repisa.


L5, 6c+. 50m. Largo, para mi más difícil que el anterior, muy diferente, requiere mas autoprotección y más cabeza. Son 50 metros de fisura incomoda, con “chochos” romos, que te ponen a caldo.

Empieza con una travesía hacia la derecha, sobre ñapa pequeña hasta enganchar la fisura, aquí ya hay que apretar.


La fisura es rara y roma, de vez en cuando hay agujeros (chochos) donde puedes empotrar las manos. Hay puente de roca y un clavo, pero hay que cacharrear.

A mitad hay un pequeño descanso en un diedro con más canto, pero para llegar al parabolt volvemos a la fisura roma e incómoda.


En este largo los guantes de fisura nos vinieron bien. También encontramos algun agujero con vegetación que endurecía los movimientos. Otro apretón bueno para salir de los parabolts, y parece que nunca se acaba, hay que seguir escalando, ya por terreno algo mas agradable hasta la reunión.


Si vais a rapelar, mejor hacerlo desde aquí, la última reunión no tiene anillas.

L6, V+. 25m. Largo de trámite para salir a la parte alta de la pared, pero sin confiarse. Los primeros metros de fisura con roca compacta y un paso tonto para incorporarse la diedro tumbado. Una vez incorporado sin problema por terreno algo fracturado hasta la reunión
  


DESCENSO
La vía es rapelable. Siempre y cuando no hagamos el último largo, ya que la última R no tiene anillas.
Aunque yo os recomendaría hacer cima en el Friero (2.443 m.) y completar la actividad.

Para ello destrepamos unos metros, para trepar fácil a la punta SE del Friero.


Encontramos aquí un primer anclaje de rápel, este creo que se podría evitar, nosotros no teníamos claro donde íbamos y lo usamos. A unos 10 -15 m. hacia la cima del Friero hay otra instalación (2 clavos).



Desde esta si rapelamos 30 m. hasta la horcada que nos separa de la cima del Friero. Para llegar a la cima seguimos las sendas, sin mayores dificultades.



Volvemos sobre nuestros pies hasta la horcada y descendemos por la canal sur, hacia la canal de la Chavida. Destrepes fáciles, pero con mucha piedra suelta. En el punto más delicado hay una cuerda fija que nos ayuda. Y sin problemas, pero con cuidado de no tirar piedras al compañero, llegamos hasta el Collado de la Chavida y al pie de vía.





No hay comentarios:

Publicar un comentario